Año X | EDICION 4444 Actualizado: 20:24
Resistencia, Jueves, 23 Febrero 2017

Abarcará más situaciones

Peppo anunció un seguimiento “más personalizado” para casos vulnerables

17/02/2017 Dispuso que la Unidad de Casos Vulnerables amplíe el control y seguimiento de casos de la tercera edad, discapacidad y violencia, entre otros.

Nota_1356b8e6008ccbe7ec21373380404a25
Peppo anunció un seguimiento “más personalizado” para casos vulnerables

El gobernador, Domingo Peppo, encabezó este jueves la reunión de la Unidad de Casos Vulnerables de la que participaron el secretario General de la Gobernación, Horacio Rey, y los ministros de Salud, Mariel Crespo; de Desarrollo Social, Roberto Acosta, y Educación Daniel Farías. En ese marco, el mandatario informó que las acciones de la Unidad se ampliarán de ahora en más a todos los “casos vulnerables”, para hacer un seguimiento “más personalizado a una población mucho mayor”.

 

Esos “casos vulnerables” contemplarán a la tercera edad, la discapacidad, violencia y abandono, entre otros aspectos, que son abordados mediante una serie de acciones enmarcadas en los protocolos establecidos.

 

Peppo reafirmó la presencia del Estado a través de estas iniciativas y aseguró que se trata de una “medida muy positiva”, aunque reconoció que se deberán incrementar los recursos, tanto humanos como logísticos y materiales: “Va a ser una garantía para la población que en muchos casos está en riesgo”, afirmó.

 

La Unidad de Seguimiento Nutricional, que atiende no sólo la desnutrición sino también otros aspectos de salud como la obesidad, pasará a ser un subprograma de ésta Unidad de Casos Vulnerables. En el caso específico del seguimiento nutricional, se anunció que el control se ampliará hasta los 19 años, mientras que hoy concluye cuando la persona llega a los 6 años de edad. “A la intervención de las áreas de Salud y Desarrollo Social en este proceso, planteamos la inclusión de otras áreas como Vivienda, Educación y Discapacidad”, agregó el gobernador.

 

Acciones asistenciales.

A su turno, la ministra Crespo explicó las acciones que se realizan para complementar el funcionamiento del área y los avances en relación a los controles nutricionales a la población infanto-juvenil y de embarazadas. “Los ejes de trabajo claves son: priorizar y proteger, al mismo tiempo que analizar y detectar los casos más vulnerables dentro de los primeros mil días de vida del niño -desde el inicio de su vida dentro del vientre materno hasta sus dos años de edad-”, sintetizó.

 

En esta sintonía, la cartera sanitaria lleva el seguimiento de unas 16.400 embarazadas y más de 104.000 niños desde los 0 hasta los 6, por año. “Contamos con un registro detallado y actualizado de cada chaqueño con bajo peso, con riesgo a tener bajo peso y baja estatura y trastornos complejos como la obesidad que incluye la georreferenciación, etnia y situación nutricional que presenta, entre otros”, comentó.

 

Una de las mayores fortalezas del trabajo asistencial, resaltó Crespo, es la implementación del Calculador Antropométrico -controlador nutricional y gestacional- instrumento que cuenta con un único estándar de medición –basado en los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)- que posibilita obtener un mapa estadístico del estado de la población pediátrica y del periodo de gestación de las mujeres embarazadas de 14 a 49 años. 

 

“El dispositivo determina el estado nutricional del chico de forma automática, exacta e instantánea”, explicó la funcionaria y agregó: “el controlador gestacional precisa –en meses y semanas- el curso de la gestación del niño por nacer y aproxima una fecha de nacimiento”.

 

Obtener los resultados inmediatos y oportunos, permite a los equipos anticiparse y actuar en consecuencia y a las autoridades determinar lineamientos, estrategias y acciones a llevarse a cabo para garantizar la atención de cada caso y la mejora sostenida de la persona.

 

Propuestas.

Como próximos pasos a seguir, se estableció ampliar la cobertura del grupo objetivo hasta los jóvenes de 19 años. La propuesta prevé efectuarse en dos etapas: en la primera, se abarcará la población hasta los 12 años (etapa de cursado de la primaria) y en la segunda, se incluirá a los adolescentes hasta los 19 años (etapa de cursado de la secundaria).

 

“En este marco, se pretende establecer nuevos canales de comunicación y espacios de consulta con este grupo poblacional desde los mismos centros asistenciales, para que las necesidades y requerimientos de cada adolescente sean merecidamente atendidos”,  comentó la titular de la cartera sanitaria.

 

Asimismo, se planteó la búsqueda y captación oportuna del paciente vulnerable de alta criticidad, esto es, una persona que tiene una enfermedad de base, algún grado de discapacidad y parece desnutrición y que –por diversos motivos- no accede al establecimiento de atención sanitaria.

 

 

Chaco Día por Día