Año X | EDICION 4539 Actualizado: 21:11
Resistencia, Martes, 30 Mayo 2017

Participó una especialista a nivel nacional

Analizaron la función de los traductores e intérpretes indígenas

22/12/2016 Intérpretes y traductores de los tres pueblos indígenas de la provincia (qom, wichí y moqoit), que forman parte del Registro Especial de Traductores e Intérpretes de Lenguas Indígenas, asistieron a una jornada de capacitación en el Centro de Estudios Judiciales.

Nota_e0f595e18b477bf2ae91a590e2811059
Analizaron la función de los traductores e intérpretes indígenas

El encuentro, en el cual se analizó la función que tienen, estuvo a cargo de Georgina Frasser, integrante de la Asociación Argentina de Traductores e Intérpretes (AATI). La convocatoria fue amplia y participaron traductores e intérpretes de todas las circunscripciones judiciales.

 

Los asistentes han realizado traducciones en casos concretos para la justicia chaqueña y adquirieron ciertos conocimientos procesales, tanto en su experiencia en tribunales como en los cursos de capacitación de empleados judiciales.

 

El curso comenzó con palabras alusivas de la secretaria coordinadora del CEJ, Rosario Augé y la coordinadora de asuntos indígenas ante el Poder Judicial, Elizabet González; quienes fueron acompañadas por la ministra del Superior Tribunal de Justicia Iride Isabel Grillo. 

 

Durante la jornada fueron discutidas experiencias de los peritos intérpretes, tipos de traducción e identificación de sus características más salientes y tipos de interpretación. También abordaron los desafíos de la traducción e interpretación para el wichi, qom y moqoit; la interpretación en contexto judicial y policial, análisis de situaciones y contextos de interpretación; discurso oral y parámetros de interacción y práctica de interpretación.

 

Frasser: “No hay otra experiencia como la del Chaco”

 

En diálogo con el SIJ, Frasser, afirmó: “no hay provincias donde se esté trabajando con la intensidad que tuvo el trabajo de los interpretes aquí en el Chaco con la creación de la Coordinación”; al tiempo que valoró que la cabeza de la misma sea “propiamente originaria”.

 

Además señaló que “cumplen un rol esencial porque permiten que la persona acceda a Justicia”. En ese sentido precisó que la tarea “es compleja” porque “no alcanza con saber dos idiomas, sino que se necesita conocer el sistema judicial, la terminología, de las dos culturas que se ponen en contacto”.

 

Por tal motivo afirmó que “la experiencia que se da en el Chaco va a ser muy provechosa a nivel nacional”.

 

Finalmente explicó que la diferencia entre traductor e intérprete radica en que el primero “hace un trabajo escrito”; mientras que el del segundo es oral.

 

Ayudar a la comunidad

 

Una de las traductoras-intérpretes, Mariela Carrasco (integrante del pueblo qom, residente en Castelli) aseguró que decidió inscribirse en el Poder Judicial “porque siempre vi la necesidad y dificultad de muchos qom en expresarse. Tenían graves problemas y no podían ir a la justicia”. Asimismo remarcó: “es importante interpretar lo que ellos cuentan que les pasó. Eso debemos transmitir” y que con esta tarea “se facilita el acceso a Justicia”.

 

En tanto que Roberto Manito (Villa Ángela, miembro del pueblo moqoit) explicó “me inscribí en defensa de nuestra gente” y agregó “le agradezco mucho a la justicia”. Cuando le toca intervenir, explicó, consulta a todos los allegados de las personas involucradas y “me pongo en un lugar neutro”.

 

Mientras que Patricia García, Elbia Ledesma y Basilia Uroncito (integrantes del pueblo wichí y originarias de Misión Nueva Pompeya, aunque la última vive actualmente en Resistencia) coincidieron en que el impulso de participar fue dado por “ayudar a la comunidad”.

 

Chaco Día por Día