Año X | EDICION 4476 Actualizado: 23:15
Resistencia, Martes, 28 Marzo 2017

Duro documento de HIJOS en el Día de la Memoria

“El Estado que hoy reivindica a nuestros padres sostiene una policía represiva”

La agrupación exigió a los estados nacional y provincial que revean sus políticas de seguridad para desterrar los apremios ilegales y arrestos arbitrarios. Se quejaron por el retrazo en la causa por la Masacre Margarita Belén.

Nota_32701

La agrupación de Derechos Humanos, HIJOS, leyó un duro documento en el acto realizado este jueves al conmemorarse 35 años del último golpe cívico militar. Criticó la lentitud de la Justicia Federal para dictar la sentencia en la causa por la Masacre de Margarita Belén y remarcó las contradicciones que aún tiene el Estado Nacional y provincial en cuanto a la defensa de los derechos fundamentales. Ese mismo Estado que hoy reivindica a nuestros padres desaparecidos, muertos o torturados, es el mismo que sostiene una policía represiva en lugar de preventiva, dijeron.

35 años del trágico 24 de marzo de 1976: la cantidad de años que le está llevando a nuestra sociedad aceptar lo ocurrido durante la dictadura cívico-militar y juzgar y comenzar a castigar a los responsables, señala el documento leído en el acto que se realizó este jueves frente a la Casa de la Memoria.

El pueblo condenó el genocidio. La condena social se refleja en el modo en que nuestros jóvenes día a día se interiorizan sobre el período nefasto de la dictadura, por ejemplo, en sus visitas a diario la Casa de la Memoria, otrora centro clandestino de detenciones, y repudian el autoritarismo, sostiene el comunicado.

Apelamos a la sociedad para generalizar la lucha por los DDHH. No abandonamos la calle, pero pudimos ingresar al Juzgado Federal, porque estos juicios son el resultado de una búsqueda colectiva a partir de la organización y la movilización de variados sectores sociales de Chaco. La novedad es que finalmente la verdad histórica irrumpe en los estrados judiciales con las causas Caballero y Masacre de Margarita Belén, afirma.

La Causa Caballero terminó con una sentencia magistral que es un verdadero hito en la historia judicial contra la impunidad en la provincia: 12 genocidas fueron condenados con las máximas penas previstas, indica el documento. La causa Masacre de Margarita Belén (una de las causas contra genocidas más antigua en el país, que sirvió en 1985 en el juicio a las juntas) está en su tramo final: la demora inexplicable del Tribunal Oral Federal que lleva la causa hizo posible otro aniversario sin justicia para los asesinados el 13 de diciembre, critica HIJOS.

Otro año, otro 24 de marzo, el juicio y castigo haciéndose realidad en todo el país, y acá en nuestro Chaco, el Tribunal Oral Federal nos priva de una sentencia que ilumine con la verdad, descubriendo el manto de impunidad y dando justicia a nuestros caídos el 13 de diciembre de 1976 en la Masacre de Margarita Belén, cuestiona.

No son los veinte represores imputados los únicos responsables del genocidio en el Chaco, pero ambas causas son emblemáticas del Terrorismo de Estado en nuestra región, en nuestro país, señala el documento.

JUSTICIA, JUSTICIA
HIJOS reiteró el pedido de Justicia para acabar con la impunidad, porque la impunidad abona nuevos genocidios y nuevas injusticias. Si no resolvemos en el presente las cuentas pendientes con nuestro pasado, si no condenamos a los genocidas, podemos condenarnos a padecer calamidades semejantes en el futuro.

Exigimos como pueblo que los poderes del Estado, especialmente el Judicial, asuman su razón de ser, al servicio del pueblo que les da el mandato y los legitima. Por eso exigimos mayor celeridad y profundización en los procesos judiciales, asevera la organización. Y añade: Reivindicamos y acompañamos las políticas nacionales y provinciales que posibilitan mayor participación, más derechos y mayor distribución de la riqueza.

Vemos con agrado que el Estado tome los Derechos Humanos como política de Estado, que se constituya en querellante en los juicios, que desarrolle políticas educativas y culturales en pos de revalorizar las luchas de nuestro pueblo, que en otro tiempo fue sojuzgado por el tan nefasto terrorismo de Estado, sostiene la organización.

Pero creemos que esto solo puede hacerse con el fortalecimiento de los organismos, quienes constituyen la garantía de que no se tergiverse la historia ni sea utilizada para intereses mezquinos o particulares, señala. Porque no hay que olvidar que ese mismo Estado que hoy reivindica a nuestros padres desaparecidos, muertos o torturados, es el mismo que detiene sin razón cotidianamente a nuestros jóvenes por el solo hecho de ser eso, joven. Que sostiene una policía represiva en lugar de preventiva, que no tiene el menor respeto por los Derechos Humanos, los actuales, afirma.

Reivindicamos la lucha de nuestros viejos, la lucha por una sociedad participativa involucrada con las necesidades de su pueblo y donde ser joven o pobre no sea delito. Y nuevamente apelamos a la sociedad para generalizar la lucha por los DDHH, los de hoy, indica HIJOS.

NO AL GATILLO FÁCIL
La organización reclama en este sentido que no queremos gatillo fácil, ni torturas en las comisarías. No queremos ver chicos presos por ser pobres y verse obligados a delinquir. ¿Qué delitos son aquellos por los que se apresa y condena a marginados o desatendidos por las políticas de Estado, en comparación con los delitos de quienes asaltaron por la fuerza el Estado y desplegaron políticas de genocidio y despojo económico en nuestro país?

La Justicia, Memoria y Verdad Histórica valen como construcciones colectivas. Sería ingenuo pensar que las sentencias en las causas Caballero y Masacre de Margarita Belén subsanan las nefastas consecuencias sociales de la dictadura. Si el Terrorismo de Estado fue pergeñado para quebrar el sistema de alianzas sociales basadas en la solidaridad y la responsabilidad, su juzgamiento no será completo hasta que consigamos reconstruir socialmente todo lo que fue destruido, señala.

El poder económico que incitó al genocidio sigue en pie y no conoce banquillo de acusados en ningún juzgado del país. Exigimos a los estados nacional, provinciales, y de la ciudad autónoma de Bs. As. que reelaboren sus políticas de seguridad, metiendo mano especialmente en el accionar de las policías, en el desempeño de las justicias y en los contenidos del código penal, pidieron desde HIJOS.

El Juicio y Castigo es una bandera irrenunciable para H.I.J.O.S. Lucharemos incansablemente hasta que el último genocida, el último apropiador tenga la condena judicial que se merece por tanta atrocidad, señalan. Aunque los jueces se retrasen en juzgar, aunque los defensores de la impunidad presionen para que no haya justicia, seguiremos exigiendo Juicio y Castigo a todos los responsables y sus cómplices, remarcan.