Año X | EDICION 4532 Actualizado: 21:11
Resistencia, Martes, 23 Mayo 2017

Trata de Personas en Frentones

Un mensaje de texto a un empleado municipal fue clave para el rescate

16/05/2017 Así lo aseguró el intendente de Napenay, Gustavo Balbuena. Lo dijo al conocerse el caso de una veintena de trabajadores que fueron rescatados de un campo ubicado entre Pampa del Infierno y Los Frentones. Dijo que estaban en evidente estado de abandono y que vivían en una carpa, en el medio del monte.

Nota_78a54c133dd4febce8c5a328945a51f3
Los trabajadores esclavizados fueron trasladados hasta Napenay en un camión del municipio. Foto: Ministerio de Seguridad de la Nación

Luego de que una veintena de trabajadores fueran rescatados este lunes de un campo ubicado entre Los Frentones y Pampa del Infierno, un dato llamó la atención: la aparición de un camión del Municipio de Napenay en medio del operativo de la Policía Federal, delegación Sáenz Peña. 

 

Según explicó el intendente de la localidad, Gustavo Balbuena, el vehículo estaba allí porque fue utilizado por un empleado de la comuna quien había recibido un mensaje de auxilio por parte de uno de los trabajadores esclavizados. Balbuena autorizó el uso del camión pero sin saber la gravedad de la situación, según aseguró. 

 

“A la siesta de ayer, estaba en mi domicilio en Napenay. En ese momento llegó uno de los empleados municipales, que es chofer, quien me pidió autorización para trasladarse manejando un camión municipal”, relató Balbuena en declaraciones a Radio Provincia del Chaco. 

 

“Le pregunté por qué a la siesta. Y me respondió que recibió un mensaje de texto de la zona de Frentones  donde había un grupo de personas que están queriendo que traslademos algunas cositas. En realidad, recibió un mensaje de auxilio. ‘Che, auxiliame porque estamos tirados acá’. Después me entero que uno de los chicos que estaba en el campo logró mandar un mensaje de texto para que el chofer los rescate”, sostuvo. 

 

Según Balbuena, el chofer tampoco tenía mayores datos de lo que ocurría en aquel campo. “Fue y se encontró con un grupo de personas que estaban entre Frentones y Pampa. Cuando salían o entraban del campo apareció la Policía Federal de la delegación de Sáenz Peña, con varios patrulleros. Ya había tomado intervención el juzgado Federal”, señaló. 

 

“Al anochecer llegaron todos al municipio del Napenay: el chofer, el comisario de la Policía Fedearl y las 21 personas que estaban en el camión municipal. Ahí aclaramos la situación. Fue ahí también cuando nos dimos cuenta que efectivamente estaban abandonados en ese campo privado en la zona que está entre Pampa del Infierno y los Frentones. Además, la causa por la cual se la acusa al propietario u ocupante del campo sería el de trata de personas o trabajo esclavo”, contó el intendente. 

 

Balbuena confirmó que el aspecto de las 21 personas que fueron rescatados del campo donde eran sometidos a condiciones de vida infrahumanas no era el mejor. “Cuando los vi en la caja del camión vi que estaban en estado de abandono. Tenían algunos colchones y un par de bolsas. Se le notaba con varios días sin bañarse y viviendo en un carpa en el medio del monte”, sostuvo y remarcó que “no podemos aceptar de ninguna manera que esto ocurra”. 

 

Seguridad

A través de un comunicado, el Ministerio de Seguridad de la Nación informó que el hecho ocurrió sobre la Ruta N° 16, entre las localidades de Pampa del Infierno y Los Frontones. Allí, miembros de la Delegación Presidencia Roque Sáenz Peña de la Policía Federal –institución que comanda Néstor Roncaglia- realizaba un control vehicular cuando procedió a requisar un camión tipo volcador arenero perteneciente a la Municipalidad de Napenay.

 

Durante el procedimiento, los uniformados comprobaron que 21 personas (una de ellas menor de edad) eran transportadas en la parte de la caja, tapadas por una lona. Totalmente indocumentados, manifestaron ser víctimas de explotación laboral y haber pasado los últimos 20 días trabajando a destajo en el desmonte de un campo ubicado sobre la ruta.  

 

 

Frente a ello, los policías pusieron en práctica el protocolo de actuación y dieron parte al Juzgado Federal de Roque Sáenz Peña, a cargo de Jorge Bosch. A continuación, se tomó declaración testimonial a los damnificados y se comprobó que se encontraban faltos de alimentación y aseo personal. Coincidieron además en que habían sido sometidos a trabajos en condiciones infrahumanas y ausencia de horas de descanso.


 

Nota relacionada 

Rescatan a una veintena de personas que eran sometidas a trabajo esclavo



Chaco Día por Día