Año X | EDICION 4368 Actualizado: 11:27
Resistencia, Sabado, 10 Diciembre 2016

Sesión especial en el Congreso

La figura del arrepentido para casos de corrupción se convirtió en ley

19/10/2016 Luego de las modificaciones del Senado el proyecto volvió a Diputados para aprobarse definitivamente. El bloque del FpV, ausente.

Nota_c9309f7865ad82ea1f346f2e2e605afb
Aprobaron ley del arrepentido

Finalmente, la extensión de la figura del arrepentido para casos de corrupción se convirtió en ley. Después de que el Senado le incorporara modificaciones clave, como fijar la elevación a juicio como tiempo límite para que un imputado pueda acogerse a esa figura, el proyecto volvió a ser tratado en Diputados donde este miércoles quedó aprobado por unanimidad.

 

Con menos de una hora de debate y sin la presencia del bloque del FPV , ni el del Movimiento Evita ni la Izquierda, que abandonaron el recinto para adherir al paro de mujeres convocado por #NiUnaMenos de 13 a 14, la iniciativa obtuvo luz verde con 137 votos positivos y ninguno negativo.


El radical Luis Petri indicó que uno de los compromisos de campaña de Cambiemos fue "la lucha contra el crimen organizado", y destacó el papel que juega en ese sentido la figura del arrepentido. "En ese ataque decidido necesitamos dotar al Poder Judicial de herramientas que permitan juzgar a las cabezas", aseguró indicando que "esta ley del arrepentido se orienta en esa dirección".


El proyecto ya había tenido media sanción de la Cámara Baja, casi por unanimidad en junio, pero en la discusión en el Senado se introdujeron modificaciones, que hoy fueron ratificadas.

Una de los principales fue estipular que el acusado tiene un límite temporal para "arrepentirse": entre su imputación y la elevación a juicio de la causa.


También se estableció que el imputado sólo podrá facilitar a la Justicia datos vinculados a procesos penales de los que sea parte. Como beneficio por la colaboración, obtendrá reducciones en la pena con un máximo de 15 años. En ningún caso se podrá eximir de prisión.


Hasta ahora, la figura del arrepentido existía en la legislación únicamente para casos de narcotráfico, trata de personas, terrorismo, lavado de activo, y entre otros, pero no estaba contemplada para delitos contra la administración pública.


La ley del arrepentido por corrupción fue una de las promesas de campaña de Mauricio Macri y uno de sus primeros anuncios como Presidente. Pero la concreción llevó más tiempo del esperado.


La iniciativa fue enviada al Congreso en los primeros meses del año junto a un proyecto oficial de Técnicas Especiales de Investigación (TEI), que siguió su curso rápidamente, dejando atrás a esta figura que fue sacada del paquete de medidas y se mantuvo pendiente hasta hoy.


En junio, a una semana de la aparición del caso de José López, el ex funcionario K que fue encontrado lanzando bolsos con millones de dólares a un convento, el proyecto obtuvo media sanción en Diputados con 192 votos a favor y sólo 5 en contra, de la Izquierda. En ese momento se hicieron los primeros cambios al proyecto original, como la eliminación del colaborador eficaz (alguien que aporta datos en una causa en la que no esta implicado para reducir su pena en la que le toca afrontar) lo que permitió sumar el apoyo del FPV.


A los tres meses, el Senado incorporó las modificaciones que este miércoles fueron aceptadas por Diputados en medio de una sesión maratónica que también prevé tratar la reforma electoral.

 

 

Chaco Día por Día